lunes, 28 de septiembre de 2015

Hacer cortinas puede ser divertido



Siempre que pienso en que tengo que cambiar las cortinas y  hacerles el bajo me pongo mala. Hay costuras que odio a rabiar: hacer bajos a los pantalones, remiendos, arreglos,...esas cosas  me parecen tediosas a no poder más.
Me apetecía mucho cambiar las cortinas de la habitación de la princesa. Quería algo diferente y divertido. Me negaba a que las cortinas fueran de la Peppa Pig, princesas Disney  y esos tópicos que tanto gustan a mi pequeña. La solución ha sido sencilla, divertida, barata y el resultado a mí me gusta mucho.




Si además dejo que la princesa se implique en su elaboración...pues eso que ella también está encantada con su nueva cortina.












Partimos de una sábana blanca. La tela es gordita. Era una sábana de mi suegra, de las antiguas y buenas.
Estirada en el suelo del comedor, tan blanca y grande , me acojonó un poco...pero a lo loco hemos acabado por completarla toda, toda.






Pintura textil en spray, pintura textil de la normal a saco, pinceles de todos los tamaños, incluso brochas, y dibujos sin orden ni control. Este es el resultado. 

¿Qué os parece?











Hasta pronto.

5 comentarios:

  1. Cómo mola!!!! Pero mucho mucho! Me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de lienzo! eso si que es un reto! os ha quedado genial y esta si que es única!

    ResponderEliminar